martes, 25 de agosto de 2009

“El amor de Selene” (Serventesios alejandrinos)




“El amor de Selene”
Serventesios alejandrinos

Allende en los confines de aquel cielo olvidado
entre mágica nebulosa, lejana estrella,
alados caballos en su carro plateado,
hambrienta de amores, viaja la Diosa más bella.

Desciende a la Tierra veloz, buscando embeleso
encontrando la gruta que albergaba a su amado,
perturbado Endimión por la caricia de aquel beso,
que la bella Selene al afortunado ha dado.

Ante él, la diosa, radiante de luz plateada,
enlaza su cuerpo con amor apasionado,
abrazada entre suspiros y besos, la amada
Selene quedó dormida, el deseo calmado.

Ascendió hasta el Olimpo y suplicando a su Dueño
Zeus, que tuviera a bien concederles un deseo,
sometiera a su amante en interminable sueño,
para amarle eternamente, en continuo escarceo.

A la bella Selene, concedió Zeus su ruego,
desde entonces Selene despertando a su amante,
le envuelve con amores y caricias de fuego
y en la gruta del monte le amará eternamente.

©Roberto Santamaría

3 comentarios:

  1. Con su estilo bien definido, ha tejido un poema mitológico con un canto al erotismo digno de admirarse pues le quedo muy bueno su poema, es exquisito, un cordial saludo, felicitación y salud, Roger

    ResponderEliminar
  2. Hermosa forma de entretejer los sentires e imágenes.
    Un placer leer este poema....que deja un suave sabor de pena por el ser esclavizado con tanto amor.
    Cariños

    ResponderEliminar
  3. Robertoo..!! lleertee siempree conllevaaa el disfrutar y el aprenderrr..!!

    mi afecto y admiracionn mi buen amigooo..!!

    ResponderEliminar