sábado, 5 de septiembre de 2009

Nació con el viento




Nació con el viento,
cuando con sus dedos invisibles
jugueteaba entre las hojas amarillas
arrastrándolas, en torbellinos enloquecidos.

Cuando la tarde del temprano otoño
dejaba de ser dorado verano,
para tornar oloroso y frutal,
como manzanas a punto de caer.

Donde surgió cantarín y fresco
el río, que sería su cuna de agua,
su juguete líquido y fantástico,
en el que construyó transparentes
y altivos palacios de coral.

En las laderas crecieron juntos
y rodaron juguetones hasta el mar,
donde sus latidos se confundieron
entre espumas blancas de sal.

Se elevaron en altas olas hasta las cimas,
batieron con furia las rocas hasta horadarlas,
para dormir exhaustos sobre la arena
en plácidos ocasos y amaneceres.

El río, el mar, el agua, reflejos de luna
paralelos a su vida, a sus primeros besos,
amanecieron ebrios de promesas
como veleros que surcan las venas.

Danza mística bajo el cielo esplendoroso
entre lluvia de luna dormida,
que se diluye reconfortado
entre el liquido del cual en un otoño
dorado emergió a la vida.

©Roberto Santamaría

4 comentarios:

  1. Suavemente grato recorrer esta hermosa expresion.
    .........en un otoño
    dorado emergió a la vida..........
    me lo llevo acunando sentires.

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. mágicas palabras mi querido amigo, me han llegado muy profundamente.
    El viento es un elemento con el cual me siento muy identificado pues la patagonia es sinónimo de viento. Por otra parte, el otoño, es una de las estaciones que más me agradan, por el regosijo que entregan a mi alma.
    un gusto leerte.

    ResponderEliminar
  3. Conforme iba leyendo me iba embriagando del olor a frutales del otoño que tan bien describes....magnificp
    Con cariño
    Mari

    ResponderEliminar
  4. Te espero muy pronto en Mareas. Te dejo mi cariño y mis votos para que tengas todo lo mejor.

    http//amalialateano.blogspot.com
    Me permito invitarte a mi página. Un beso
    GALA AMALIA

    ResponderEliminar