sábado, 8 de mayo de 2010

A Leonor Aguilar



A Leonor Aguilar

Llegaron a tus oídos ramilletes de versos,
que para ti compusieron, como un regalo
de armonioso, nostálgico y dulce canto,
Y florecieron en tu alma, cuando en primavera
florecen bellas las flores, en todo su esplendor.

Naciste entre el canto dulce de poetas,
sintiendo en tus entrañas, por ellos tu pasión
y fuiste enredadera de versos contenidos,
en rimas de colores, de amores y dolor.

Con lágrimas de fuego, lloraste los poemas
vibraron tus sentires con toda la emoción,
de odas y cantares se embelleció tu alma,
y uniste en un grito tu voz a su canción.

Te fundes con poemas y rimas al poeta
caminas entre ellos como buen trovador,
y prendes corazones de llamas encendidas,
abrazando las mañanas, con la magia del amor.


©Roberto Santamaría

5 comentarios:

  1. Gracias Roberto por esta bella sorpresa. Has combinado tres cosas que me gustan, tus letras, una hermosa imagen y el adagio de Albinoni

    Mi agradecimiento a vos, es precioso el poema y el gesto de haberme dedicado tus versos toca muy adentro!

    Gracias nuevamente!! Me lo puedo quedar?

    Leonor

    ResponderEliminar
  2. Gracias Roberto por este poema. Has combinado tres cosas que me gustan, tus letras, una bella imagen y el adagio de Albinoni

    Hermoso poema , bien logrado, y el gesto de haberme dedicado tus versos toca muy adentro.

    Gracias nuevamente!! Me lo puedo quedar?

    Leonor

    ResponderEliminar
  3. Gracias a ti Leonor por tu linda amistad, fue un placer dedicarte este poema, que por cierto lo compuse inspirado en ti... Saber que te llegaron, es para mí el mejor regalo.

    Un abrazo poético

    Roberto

    ResponderEliminar
  4. Desde una ventana un poeta puede tansmitir lo que sus ojos contemplar de forma que los que lo leen se pueden sorprender gratamente de la sensacion que siente al leerlas.
    Un placer leer tan magnificos poemas.
    Si me lo permite le enlace.
    Primavera

    ResponderEliminar
  5. Emociona pasar por tu libro y encontrarme este poema. Nuevamente gracias Roberto

    Un abrazo inmenso a vos

    Leonor

    ResponderEliminar